Es muy común ver en Grandes Cocinas palets de contenedores cerrados o apilados unos encima de otros con restos de alimentos en su interior antes de ser lavados. Esto a parte de provocar malos olores pueden hacer proliferar los microorganismos y llegar a contaminar el contenedor. Hay que recordar que los contenedores no son aptos para mantener alimentos directamente en su interior.

Normativa APPCC de obligado cumplimiento, como la UNE-ISO 22000 nos instan a operadores y prescriptores a hacer todo lo necesario para lograr este fin en todas las etapas del ciclo alimentario.

Higienización de contenedores epp | ThermoliveDesinfección de contenedores epp | Thermolive

Correcta desinfección

Lo más recomendable es lavar los contenedores en lavavajillas industriales o lava perolas después de su utilización. Estos lavavajillas mecánicos deben alcanzar la temperatura y tiempo de lavado suficiente para una correcta limpieza y desinfección.

Es muy importante un buen escurrido, secado y aireado antes de volver a ser utilizados. En caso de no realizarse correctamente los pasos expuestos, los contenedores podrían acumular restos de agua y así provocar una proliferación bacteriana, (malos olores e infección de los mismos). ¡Importante! no usar estropajos abrasivos, puede afectar a la impermeabilidad.

Tras el lavado y secado, los contenedores deben ser almacenados boca acabo y las tapas por separado en estanterías para eliminar los posibles restos de agua que pudieran quedar.

Una vez por semana es recomendable rociar con un vaporizador desinfectante (producto que encontrarán con facilidad en su proveedor de limpieza) y repetir el mismo proceso que en el secado habitual antes mencionado, (disponer de estanterías para el almacenaje de los contenedores siempre con las tapas por separado para un correcto secado).

Para una correcta higienización de los contenedores isotérmicos es importante un buen lavado, secado, aireado y rociado con desinfectante.